Daniel Saldaña París: libro a libro

Daniel Saldaña París, poeta y prosista, nació en 1984 y su labor ha sido imparable en los últimos años. Daniel ha colaborado en revistas como Letras Libres, Tierra Adentro y en diversas antologías de poesía. Publicó La máquina autobiográfica en 2012 y recientemente antologó dos libros: Doce en punto. Poesía chilena reciente (1971-1982) y Un nuevo modo. Antología de narrativa mexicana actual, ambos publicados por la UNAM en 2012. En este “Libro a libro”, además de contarnos sobre sus lecturas, nos adelanta la historia de su próxima novela, En medio de extrañas víctimas, recién publicada por Sexto Piso.


¿A qué hora lees y dónde te gusta hacerlo?

Leo a todas horas, y no es una jactancia sino una queja: trabajo como editor y tengo que leer en horario de oficina y en la oficina, aunque eso implica que no todo el tiempo decido qué leer. Por placer leo a veces en la mesa, a la hora de la comida; en mi casa, por las noches; y en el Metrobús, si no va lleno, en las mañanas. Los sábados leo más horas seguidas y para las vacaciones reservo las novelas más largas o los libros de teoría, más densos, que me interesan. Me gusta leer en cafés y, sobre todo, en cafés de países donde se habla otro idioma, porque así las conversaciones me distraen menos.

¿Qué libro estás leyendo ahora?

El buen soldado, de Ford Madox Ford, en la traducción de Sergio Pitol que sacó la Universidad Veracruzana. Y de poesía estoy leyendo a Manuel José Othón, porque estoy triste.

Si tuvieras que recomendarle un libro a un escritor incipiente, ¿cuál sería y por qué?

Cosmos, de Gombrowicz, porque a mí me dio muchas ganas de escribir (y porque soy malo para dar consejos y repartir recomendaciones).

¿Tienes algún libro que te haya ayudado en un momento difícil de tu vida?

Muchos libros que leí durante la carrera (estudié filosofía) parecieron caer en mis manos en el momento justo, y la carrera era un momento difícil en general porque yo era muy melodramático. En cualquier caso, me importó mucho leer, entonces, a Nietzsche y a Deleuze. Supongo que en algún sentido me ayudaron, no sé.

¿Cuál es el último libro que más te ha impresionado recientemente?

Cinco segundos de horizonte, de Mario Montalbetti, un poeta peruano.

¿Qué libro considerado clásico está sobrevalorado en tu opinión?

Muerte sin fin, de Gorostiza. (Listo: láncenme piedras).

¿Te ha hecho llorar un libro alguna vez en tu vida?

Sí. Recuerdo que lloré junto a una alberca en Cuernavaca cuando acabé Crimen y castigo. Y con muchos otros. Soy un llorón.

¿Eres rápido cuando lees o lento? ¿Cuánto tiempo te lleva terminar un libro?

Depende. Hay libros que comienzo y abandono, aunque me estén gustando mucho –soy desordenado incluso en mis entusiasmos–. Y luego los retomo unos meses después y los termino de un tirón. Hay libros, también, que requieren de una lectura más lenta que otros. Cuando leo por trabajo soy más rápido.

¿Relees? ¿A cuáles libros vuelves constantemente?

Releo más poesía que novelas, aunque también releo algunas. Vuelvo constantemente a San Juan de la Cruz, a Poeta en Nueva York de García Lorca, al Diario de Kafka.

Si pudieras hablar con un escritor muerto o vivo, ¿con cuál sería?

Con William Carlos Williams, que era doctor, para que me dé un diagnóstico de un par de achaques que traigo.

¿Han cambiado tus hábitos de lectura con la edad?

Creo que no, supongo que me falta edad.

¿Cuál es tu género favorito?

El rock and roll. No, ya en serio: no tengo un género favorito. Lo que más leo es poesía, pero disfruto al mismo grado una novela o un libro de ensayos, también.

¿Tienes algún personaje de ficción favorito? ¿Por qué?

El profesor Kien, de Auto de fe de Canetti puede ser uno de mis favoritos. Me gusta el conflicto de un bibliófilo y erudito confrontado con problemas triviales, una mujer desesperante, un contexto que se le escapa. Me encanta todo Canetti, además.

¿Cuál es el libro más divertido que has leído?

Cuando leí La conjura de los necios casi me meo de la risa, pero no lo he releído en muchos años y no me atrevo a decir que es el más divertido. Pero tomando “divertido” en otro sentido, que no implique mearse de la risa, creo que Lolita de Nabokov.

¿Y el más sensual?

Está complicado… Tendría que ser algo cubano (siempre que pienso en la palabra “sensual” pienso en algo cubano, aunque nunca he estado en Cuba): Tres tristes tigres de Cabrera Infante o la poesía de Lezama, por ejemplo. Pero tomando “sensual” en otro sentido, que no implique Cuba, creo que Lolita de Nabokov.

¿Cuál libro planeas leer?

En la lista de espera de mi mesita de noche está Tengo miedo torero, de Pedro Lemebel. Y llevo años con el firme propósito de leer el Leviatán, de Hobbes, pero lo he comenzado varias veces y nunca llego muy lejos (cada vez soy peor leyendo filosofía, lo cual me hace pensar que me estoy volviendo imbécil).

Daniel, próximamente vas a sacar tu novela, En medio de extrañas víctimas. ¿Podrías contarnos un poco de qué trata?

Todavía no aprendo a hablar de mi novela y creo que soy malo resumiéndola. Hecha la advertencia, va: Rodrigo, un joven burócrata de la Ciudad de México, se muda junto a un terreno baldío, colecciona bolsitas de té usadas y se enamora de una gallina; un día se casa, por accidente, con una mujer de su trabajo. A él lo corren del trabajo y se dedica a pensar en la gallina. Corte a: un profesor universitario español viene a México a pasar un año sabático y a escribir sobre un poeta y boxeador que vivió aquí en 1917; el profesor, Marcelo Valente, se instala en una pequeña ciudad del interior de la República y se enamora de la mamá de Rodrigo, el personaje central de la primera parte. Algunos capítulos intercalados dan cuenta de la vida y obra de ese poeta y boxeador, desaparecido misteriosamente (e inspirado en Arthur Cravan, como habrán ya sospechado algunos). Marcelo Valente y Rodrigo se conocen y se caen bien y, junto con un gringo prófugo de la justicia y una adolescente inquietantemente bella, se embarcan en un proyecto de hipnosis y arte contemporáneo para el cual se exige que beban orines.

El final no lo cuento, pero ese párrafo medio disparatado puede dar alguna idea del asunto, espero.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: