Alberto Chimal: libro a libro

“Libro a libro” es una sección nueva en Blog Indieo y es también una especie de versión en español de la sección periódica “By the book” del New York Times, el cual consiste en un cuestionario sobre las manías de lectura de los escritores. Para iniciar, tenemos como invitado especial a Alberto Chimal, a quien aprovechamos para felicitarlo por quedar como finalista del Premio Rómulo Gallegos por su libro La torre y el jardín.


¿A qué hora lees y dónde te gusta hacerlo?

Leo cuando puedo, siempre que puedo: por desgracia mi horario es demasiado caótico como para que yo pueda fijar una hora…, pero me gusta más leer de noche, en la cama.

¿Qué libro estás leyendo ahora?

Estoy con Karnaval de Juan Francisco Ferré. Antes leí una colección de los primeros números de Hawkeye de Matt Fraction y David Aja y The Sense of an Ending (pero no la novela de Barnes, sino una serie de ensayos de Frank Kermode).

¿Si tuvieras que recomendarle un libro a un escritor incipiente, ¿cuál sería y por qué?

Siempre recomiendo El libro de la imaginación de Edmundo Valadés, una colección de historias breves y extrañas. Y si se trata de recomendar un manual o algo parecido, El arte de la ficción de John Gardner.

¿Tienes algún libro que te haya ayudado en un momento difícil de tu vida?

Cuando murió mi madre, hace casi veinte años, El caballero inexistente de Italo Calvino me dio cierto consuelo, pero fue por razones que no tengo claras: no es precisamente un libro que ofrezca aliento ante la perspectiva de la muerte. Por lo demás, los libros siempre han sido un remedio contra la soledad y la frustración, por trillado que pueda parecer el decirlo.

¿Cuál es el último libro que más te ha impresionado recientemente?

En cuanto a las impresiones profundas, “existenciales” que da la lectura, soy como el heroinómano que anda siempre buscando volver a sentir lo que sintió al meterse su primera dosis, y no lo logra. Pero sé que ese subidón que ahora me cuesta tanto recobrar se debió a cuándo leí los libros que me marcaron y no a cuáles eran. Todo esto lo digo porque no sé si lo que sentí al leer El atlas de las nubes de David Mitchell, que es una lectura reciente que sí me golpeó, podría o debería compararse con la lecturas que más me impresionaron en la vida. Tal vez fue un eco de ellas: tal vez si tuviera ahora quince años, en otros treinta diría que Mitchell me cambió la vida.

En otro sentido, me impresionó mucho Cuando llegaron los bárbaros, el libro de crónicas sobre la violencia en Sinaloa de Magali Tercero. Ninguno de estos dos es una lectura tan reciente, pero eso, desde luego, es una medida de lo que me impresionaron.

¿Qué libro considerado clásico está sobrevalorado en tu opinión?

Ay, tantos. El más reciente de mi lista, lo lamento de veras, debe ser 2666 de Roberto Bolaño. (Yo me quedaría con dos libros del conjunto, nada más.)

¿Te ha hecho llorar un libro alguna vez en tu vida?

Ha sucedido en varias ocasiones. Me pasó, por ejemplo, al llegar a la desaparición del último libro en El atlas de las nubes, a la de Frodo en El señor de los anillos, y a la muerte del último Buendía, el bebé, en Cien años de soledad.

¿Eres rápido cuando lees o lento? ¿Cuánto tiempo te lleva terminar un libro?

Incluso en esta época, depende. Hay libros que puedo leer en una tarde y otros que me toman años.

¿Relees? ¿A cuáles libros vuelves constantemente?

Antes releía más. Vuelvo mucho no a mis autores favoritos, porque ya casi me los sé, sino a otros, quizá de segunda fila (para mí, se entiende), que se van alternando. Este último año ha sido el de volver a Peter Milligan, a Pedro Miret y a José Carlos Becerra.

Si pudieras hablar con un escritor muerto o vivo, ¿con cuál sería?

Tengo una lista (Borges, Graham Chapman, Edward Gorey, Margery Kempe, etcétera) pero dado que soy tan malo para hablar con los escritores vivos incluso cuando los tengo enfrente y los admiro de verdad, mejor me resigno a que no hablaré con ninguno.

¿Han cambiado tus hábitos de lectura con la edad?

Sí: antes podía leer mucho más. Tener menos tiempo para leer es de lo peor que me ha pasado con la edad.

¿Cuál es tu género favorito?

La narrativa, y en ella el cuento.

¿Tienes algún personaje de ficción favorito? ¿Por qué?

También tengo una lista: el primero de todos es Urashima (llamado Uraquimataro en la versión que leí primero, en la infancia), el pescador que viajó al palacio del Rey del Mar y lo perdió todo al regresar a la tierra; el último, hasta ahora, es Zachry, el testigo del fin de todas las cosas en el libro aquel de Mitchell.

¿Cuál es el libro más divertido que has leído?

Alicia en el País de las Maravillas. O la serie Amphigorey de Edward Gorey.

¿Y el más sensual?

Sospecho que es Las amistades peligrosas de Choderlos de Laclos, pero porque no hay en él una sola descripción entusiasta: todo lo deja a la imaginación.

¿Cuál libro planeas leer?

Inmediatamente después de Karnaval vienen Rebanadas de Naief Yehya y The Making of Kubrick’s 2001, un reportaje largo sobre la película (soy fan).

Anuncios

2 Responses to “Alberto Chimal: libro a libro”

  1. rafael

    Me parece que este escritor, Chimal, es admirable sobre todo por su eclecticismo, no tiene filias ni fobias marcadas, ni tema único como otros. Espartaco se cayó terriblemente, leí BIsontes y una pena. Yuri Herrera también es de seguirle la pista.

    Responder

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: