Lo más leído

Como aquí nos interesa el contenido, no la rapidez de la información, a partir de mañana y durante toda la semana hemos decidido promover algunos de nuestros posts más leídos. Hemos tenido notas y hemos dicho lo que en la mayoría de otros medios literarios no tiene y no se atreven a decir, así que esperemos les agrade este recorrido.

Las publicaciones regulares volverán la próxima semana con contenido interesante y con nuevo diseño. Les pedimos paciencia.

Por lo pronto, dejamos aquí esta entrevista de Luis Bugarini con Francisco Serratos sobre el blog “Vida de escritores” y en donde habla de la vida literaria en México y del próximo e inminente cierre del blog.


¿Cómo nace el blog “Vida de escritores”?

El blog nace de manera espontánea, pero quisiera remarcar que nunca tuve una intención de fama detrás de ello, mucho menos me interesaba llamar la atención en las redes sociales. De hecho, nunca pensé que fuera a tener éxito. Lo hice como una forma de burla, sí, del ambiente literario mexicano, el cual a veces me parece irrespirable.

Quería burlarme de algunas situaciones que para muchos pasaban desapercibidas, de las buenas maneras en las presentaciones de libros, del escritor que cultiva su personalidad como un tomo más dentro de sus obras completas (parafraseando a Zaid) y, por supuesto, de algunos escritores que para mí son muy malos y ganan todas las condecoraciones literarias del país, premios, entrevistas o reseñas.

“Vida de escritores” ha ganado notoriedad como un termómetro irónico, corrosivo y hasta ejemplar de nuestra vida literaria, ¿qué tanto te parece que el juego trasciende su propia intención lúdica?

Esa es una muy buena pregunta. La verdad, no creo que algo como “Vida” trascienda más allá del chiste inteligente o ameno, porque a fin de cuentas es un blog en una red social y sabemos que el éxito y la fama en esos medios es efímera aunque el contenido sea bueno. Otra verdad, es que yo no me di cuenta de hasta qué punto rebasó su intención lúdica si no fuera porque otros escritores o personas me lo comentaron. Me decían cosas como “te atreves a decir cosas que nadie más dice”, “te burlas de un escritor directamente” o cosas por el estilo.

El blog se convirtió en la comidilla diaria e incluso llegué a leer en Twitter que si no aparecías en el blog, entonces no eras nadie en el ambiente literario del país, es decir a la gente le importaba lo que publicaba. Por su puesto, no creo que eso último sea cierto, pero sí considero que tal vez haya sido algo necesario para inyectar humor y sorna al ambiente.

No es inusual que la intención del autor quede rebasada por el impacto que produce el objeto en un entorno cultural, y éste podría ser el caso de “Vida”. Las formas de la vida literaria se alteraron con el ciberespacio, finalmente. ¿Te interesa la sátira como género?

Sí, es una de las cosas que ha cambiado con el internet y las redes sociales, en mi opinión para mal debido a las polémicas poco nutritivas que se desatan, aunque el lado bueno es que también da la oportunidad para interactuar directamente con el autor.

La sátira es uno de los género que más me gusta, en México no tenemos muchos escritores que la cultiven; nos atraen los temas serios tal vez porque constantemente pasamos de una crisis social a otra rápidamente, y los escritores hasta cierto punto se preocupan por hablar seriamente de eso en sus obras. Además que la comedia y la sátira están en pleno auge popular, cada día aparecen miles de memes de cualquier tipo que nos sacan la carcajada, pero no invitan a una reflexión más duradera como la que podría ofrecer una novela o una obra de teatro.

Frescura y temeridad son los dos sellos distintivos de “Vida”, a mi juicio. ¿Qué males encuentras en la actual vida literaria mexicana?

Hay muchos males, no quisiera comportarme como juez ni ponerme en un plano moral superior. Creo que los más importantes tienen que ver con la cuestión vital del escritor: por un lado, gracias a las políticas culturas del gobierno se promueve un estilo de vida que lo hace una especie de parásito en la sociedad; por otro lado, los contratos con editoriales, aunque sean grandes empresas transnacionales, dejan en la miseria total al escritor. ¿Qué le queda por hacer si se quiere dedicar a la escritura? Vivir de becas, del freelance, de talleres, de encuentros y congresos en los que se presenta como una figura o tirándole a la diva o de vil politiquillo que busca su beneficio.

Creo que hay que cambiar eso, formular nuevas políticas culturales que le permitan al escritor escribir, por supuesto, pero también promover en él una forma de sobrevivir dignamente. Meter nuevas categorías de becas. Hace falta, por ejemplo, la promoción de la lectura y se podría especializar a los nuevos escritores en este rubro y al mismo tiempo pagarles un sueldo; otra es que se podría becarlos para que hagan investigaciones, tenemos una gran carencia de biografías de nuestros escritores más importantes.

En fin, que esto genera precisamente el ambiente literario del país y es el tema del blog.

Se habla de la muerte del blog como vehículo de convivencia, aunque difiero en lo personal. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Tampoco creo que el blog esté totalmente muerto, lo que ha muerto es la fiebre del blog, el tiempo en que todo mundo tenía un blog, y esto es gracias a Facebook y Twitter. Sin embargo, yo sigo leyendo blogs, los periódicos han sacado excelente provecho de ellos, como el New York Times que tiene una sección de blogs con varias temáticas. Los blogs son como una actualización de las clásicas columnas de autor. Sigue habiendo blogs y los escritores y periodistas en sus páginas escriben constantemente, ya que si lo pensamos bien, el blog es una buena herramienta de promoción.

Ahora, lo que sí me gustaría anunciar y este me parece un buen momento es que “Vida” está moribundo. Lo cerraré el próximo 14 de octubre, el día que cumple exactamente un año. Las razones son personales, en este momento tengo mucho trabajo, debo investigar para mi tesis, y mi mente no está para seguir formulando bromas. Además, lo divertido cansa y tiene un límite. Hay que retirarse con dignidad. Lo que se dijo, bueno o malo, se queda en el aire.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: