Los libros imprescindibles de Fitzgerald

La siguiente lista de libros fue elaborada por Scott Fitzgerald en un momento muy difícil de su vida, tal vez el más delicado. Estaba recluido en una clínica donde rentó dos cuartos, uno para descansar y otro para escribir, en el pueblo montañoso de Ashville, North Carolina, en los veranos de 1936 y 1937; sufría de tuberculosis. Para ese entonces, su desgaste no era solamente físico, también imaginativo, pues no había publicado nada relevante en años y bebía imparablemente. Su esposa, Zelda, vivía en el mismo pueblo, pero en el hospital psiquiátrico al lado de la clínica de Scott debido a sus problemas esquizofrénicos. Allí, según algunas personas, sufrió varios accidentes: se rompió un hombro, se cayó en la regadera e intentó suicidarse, pero otros testigos afirman que se lastimó solamente jugando con un arma.

En esas penosas condiciones, Scott dejó que un reportero del New York Post lo entrevistara para poder sacar algo de dinero y pagar sus luengas deudas. El reportero le pidió enlistar los libros que consideraba imprescindibles para leer antes de morir, a lo que Fitzgerald se dedicó a hacer antes de abandonar la clínica.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: