Colm Tóibín recuerda a Seamus Heaney

La semana pasada falleció el poeta irlandés Seamus Heaney (1939-2013), un referente importante de la poesía contemporánea en el mundo. El siguiente texto de Colm Tóibín, publicado inmediatamente después del fallecimiento en The Guardian, recuerda algunas cosas de la personalidad del poeta. Al final, les pegamos la última lectura que dio Seamus en París.


Hace dos años invité a Seamus Heaney a leer al festival arte de Kilkenny en Irlanda. La lectura fue en la Catedral de Saint Canice, una de las iglesias más bellas del país. Fue allí que hace casi cuarenta años atrás, como joven poeta todavía, Heaney conoció a Robert Lowell, quien se convirtió en su amigo y mentor. Heaney admiraba la profunda dedicación de Lowell por su trabajo, su habilidad camaleónica y su absoluta creencia en la importancia de la poesía. Cuando sugerí que Dennis O’Driscoll, quien había publicado un libro de entrevistas con Heaney, hiciera la presentación de él, Seamus dijo que estaba bien, pero que prefería que Dennis también leyera. Dennis, dijo, ya tuvo bastante de presentaciones y, como también es poeta, debe tratársele con igualdad. Algo típico de la generosidad de Seamus.

Esa tarde, también le sugerí que no hiciera una sesión de autógrafos después de la lectura, y en vez de eso que fuera por unos tragos con Peter Brook, quien andaba en Kilkenny y quería conocerlo. Cuando salíamos de la iglesia por una puerta trasera y nos alejábamos, suspiró y me dijo que toda su vida, después de las lecturas, cuando todo mundo es libre de irse de vuelta al mundo, él se quedaba una hora o más firmando libros y conociendo personas. Fue uno de los seres humanos más discretos, prudentes y escrupulosos. Era muy meticuloso con su trabajo, cosa que se notaba cada que alguien lo conocía. Tenía una capacidad para detenerse y mirar cada palabra, para encontrar el momento adecuado. En sus lecturas públicas guardaba un verdadero control, pero en privado era tímido y siempre atento.

Esa tarde de verano yo presentía que Seamus gozaba de una suerte de libertad que se apreciaba en su trabajo posterior a Seeing Things de 1991. Intentaba ser serio y responsable contra la urgencia de suavizar su tono sin llegar a perder el toque en cada frase; se sentía a gusto cantando las cosas, dejando actuar los milagros en su poesía y cierta tonalidad alta en su ritmo. Al principio se sintió culpable por no quedarse a la firma de libros para satisfacer a la audiencia, sin embargo luego sonrió y anduvo casualmente a pasos largos, parecía que disfrutaba la menguante luz estival, la libertad, la posible buena compañía.

Se mantuvo como un norteño en el sur de Irlanda. Aunque vivió en Wicklow y Dublín por 40 años, fue ciudadano del sur de Derry y después de mundo de la poesía. Lo que sucedía en el norte lo abrumaba: en los tiempos de los incendios y los bombardeos él usó la poesía como una alternativa para el mundo; dio el ejemplo con su seriedad, su honestidad, su tacto en el estilo, su preocupación por el lenguaje, su solicitud y escrupulosidad.

Cargó su fama con modestia y con facilidad. Prefería las sombras a la luz, prefería la sugerencia, el tacto y la ambigüedad en vez de las declaraciones abiertas, la sonrisa tímida y no la carcajada. Le encantaba la compañía, pero siempre estaba pendiente de la hora para felizmente, en la noche, huir a su casa.

Para sus lectores, cada libro suyo era un acontecimiento en sus vidas, eran monumentos. Todos recordamos la lectura de Norte por primera vez en 1975, o la lectura de los sonetos de Glanmore que aparecen en su libro Field Work de 1979. Él fue una figura central en la vida literaria de Irlanda en el sentido emocional, de los sueños, de la vida real. En su último libro, Human Chain publicado en 2010, escribió sobre el envejecer y el debilitamiento con una honestidad y gracia escalofriante, y ahora es difícil hacerse a la idea de que no tendremos más ese tipo de libros.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: