Mónica Nepote, administradora de talento

Como se explica en la página oficial del Programa Cultural Tierra Adentro, sus inicios datan de 1990, pero si se cuenta la revista que lleva el nombre del Programa, fundada por Víctor Sandoval en Aguascalientes, el proyecto cultural cuenta con casi 40 años de existencia. Primero como revista, luego como editorial de libros y promotora de eventos literarios en todo el país, Tierra Adentro ha sufrido varias transformaciones, algunas positivas, otras negativas.

Hasta hace algunos años, antes de la llegada de Mónica Nepote al Programa, publicar en Tierra Adentro era casi sinónimo de mala calidad y de dinero del erario público mal aprovechado. Ahora cuenta con un reconocimiento nada deleznable: su sello ha dado a conocer nombres que han cobrado relevancia en la letras nacionales: Yuri Herrera, Nadia Villafuerte, Alberto Chimal, María Rivera, Daniel Espartaco Sánchez, Cristina Rivera Garza, por mencionar solamente a algunos, han poblado su extenso catálogo. Recientemente, Antonio Ortuño saludó en su columna la labor de Mónica Nepote como directora de la editorial: “el escenario ha cambiado lo suficiente para que incluso un desconfiado (o prejuicioso) lo note”. Y, con motivo de esa merecida atención, me propuse entrevistar a Mónica para que nos hablara de su experiencia, sus expectativas al llegar a la editorial y los cambios que consideró necesarios para levantar el sello Tierra Adentro.


“el editor, si tiene ojo y las antenas bien puestas, puede ver el panorama y puntuar, acentuar, marcar ciertos discursos, ciertas búsquedas, ciertas apuestas, muchas basadas en el riesgo”

475_bigFS: Cuando llegaste a la editorial, ¿qué fue lo primero que pensaste en hacer diferente?

MN: No llegué sola. Llegué invitada por Fernando Fernández, quien a partir de  2007 y hasta un 2008  dirigió el Programa Cultural Tierra Adentro. Entré el mes de mayo de ese año. Fernando estaba buscando alguien para la dirección editorial y, por azares del destino, me invitó y, por un mejor azar, acepté. Quiero decir que el mérito de cambio no fue mío, sino que es resultado de un trabajo en equipo. Fernando hizo un diagnóstico muy completo y en base a eso comenzamos a proponer cambios. Lo primero era darle una imagen más fresca, tanto a la editorial como a la revista, que se reflejara la diversidad visual que se vivía en México desde años antes. Sí, estoy hablando hasta ahora de diseño, pero todos sabemos que la portada de un libro es tal cual: el umbral a un paisaje, universo, máquina, país bizarro o lo que sea que esté contenido entre sus páginas.

Ahora, los objetivos del programa son y siguen siendo muy precisos: una colección en la que se publica a jóvenes autores (de hasta 35 años) de todo el país. El asunto era muy claro, no daba cabida a dudas. Pero había algo que sí me interesaba particularmente: ofrecer un amplio espectro de las diversas búsquedas literarias, es decir, que TA no fuera sólo un espacio para un cierto tipo de escritura, sino que se convirtiera explícitamente en el escaparate para la gran variante de escrituras practicadas por los jóvenes en México.

FS: ¿Qué tipo de obras viste que era necesario publicar?

MN: Para responder esta pregunta cuento una anécdota. Como toda editorial, armamos un equipo de dictaminadores.429_big Uno de ellos, un dictaminador muy profesional, autor de dictámenes impecables, atento en su lectura de los libros, reflexivo, etcétera, comentó a propósito de una propuesta: “éste no es el tipo de libros que se publican en TA”. Eso me dio la pauta para pensar: ¿qué tipo de libros no se publicaban en TA? o ¿qué se entendía por libros de TA? ¿Qué estaba quedando fuera? Ese libro fue revisado otra vez y posteriormente editado. Y debo decir que fue un libro comentado por varios críticos que hasta entonces no habían puesto mucha atención en Tierra Adentro. La verdad, creo que a partir de este suceso quedó claro que apostar por voces distintas a lo “usual”, a lo antes editado podía ser un camino interesante. Y así comenzaron a llegar libros cada vez más variados en su estilo y propuesta; también es cierto que la diversidad de escrituras prolifera en el presente, pero también es verdad que hay que  poner la atención a las voces nuevas y en sus múltiples sonidos.

FS: ¿Qué diferencia existe entre una editorial independiente y una del Estado?

FIAT LUX portada.inddMN: Bueno, por dónde empezar: el presupuesto es una de las principales diferencias. La distribución es otra distinción importante, la difusión también. Sin embargo, vamos a decirlo, las editoriales estatales también son maltratadas por el público. A la gente le encanta alimentar sus prejuicios y la descalificación gratuita está a punto de ser deporte nacional. Y comentarios de esa índole, por muchas razones, encuentran en las editoriales del Estado un blanco perfecto. En alguna red social, leí el comentario que sobre Tierra Adentro hizo un escritor de cierta fama y publicado por filiales españolas afincadas en México (supongo que esta condición la interpretó como un cierto rango de autoridad moral para señalar de manera socarrona), que los libros que eran rechazados en otras editoriales eran los que se publicaban en TA. No voy a demostrar con documentos que esta afirmación es falsa, porque varios libros editados en los últimos años han sido comentados por autores que respeto, y muchas nuevas voces están saliendo de aquí, voces de una calidad explícita para todos, incluso para el ocurrente escritor, quiero pensar.

FS: ¿Y cómo lidias, además, con esos chismes o calumnias de que muchas cosas están viciadas en las decisiones que toma TA, digamos como en publicaciones o premios?

MN: Si son chismes y calumnias, no han de tomarse como críticas literarias. Sigo haciendo mi trabajo.

FS: Es evidente que la calidad de los libros, no sólo en cuanto a contenido, sino en diseño, cuidado editorial y distribución ha mejorado…

MN: Cuidamos el diseño, pensamos en una tipografía grata al ojo que permita que las cajas sean transitadas con deleite y no como una aventura tortuosa. Tengo una maravillosa editora: Rayo Ramírez, quien se encarga del seguimiento editorial y que tiene la labor de realizar la investigación visual para las portadas. Es decir, elige imágenes que tengan que ver con el contenido del libro, con la esencia de éste. Y al mismo tiempo tiene que tener en cuenta lo siguiente: deben ser artistas jóvenes de todo el país y debe tener suficiente cuidado para equilibrar entre foto, pintura y gráfica para que el rango visual sea amplio y que funja como una especie de galería ambulante. En otras ocasiones los autores proponen artistas, entonces revisamos, si está dentro de la línea editorial, va. Otras ocasiones encargamos algunas o buscamos la obra de un artista específico porque consideramos que caza bien con el asunto del libro.

FS: ¿Cuántos libros publican al año? ¿Qué proceso sigue un libro que llega a la editorial?

MN: Publicamos 25 libros al año. El proceso es similar al de todas las editoriales: los libros recibidos van a dictamen, una vez dictaminados son revisados por los editores (somos tres). Son propuestos para publicación ante la Dirección General de Publicaciones y, si son aprobados, pues se empieza el trabajo de edición.

FS: ¿Qué diferencia hay entre la revista y los libros? ¿Siguen los mismos lineamientos de publicación?

MN: La revista permite y requiere otro tipo de dinámica. Es decir, en la revista se ha propiciado un diálogo intergeneracional, se generan nuevos contenidos y se publican también propuestas que llegan específicamente para ser publicadas. La dinámica es otra. Actualmente la revista está en proceso de cambio.

FS: La percepción de Tierra Adentro ha cambiado, ha sido reconocida por varios escritores y del ambiente literario nacional. ¿Cómo te sientes al respecto?

MN: Siento que la edición es un trabajo sumamente creativo. Estar al frente de una colección como TA ha sido un privilegio. He crecido como editora, he aprendido mucho en el camino, pero siempre tengo presente una frase que le escuché al periodista y escritor Alejandro Páez hace años: “un editor es un administrador de talento”. Y la suscribo, el editor, si tiene ojo y las antenas bien puestas, puede ver el panorama —en este caso hablamos de un panorama generacional— y puntuar, acentuar, marcar ciertos discursos, ciertas búsquedas, ciertas apuestas, muchas basadas en el riesgo, porque esto también es algo implícito en la escritura joven: el riesgo, la apuesta. Creo que vale la pena, claro que lo vale, crear una línea dinámica, amplia, en la que predomine el contrapunto, el contraste, la amplitud.

FS: El número de escritores reconocidos cuya primera obra ha sido publicada en TA cada vez en más considerable. Sin embargo, por alguna razón, se escuchan más nombres de hombres que de mujeres. ¿A qué atañes esto?

MN: No si piensas en Iris García Cuevas, Nadia Villafuerte, Claudina Domingo, Karen Villeda, Paula Abramo, Lucía Leonor Enríquez, Maricela Guerrero, Karla Olvera etcétera. Creo que es una pregunta muy tramposa. Pero vamos por partes.

Pensemos así:  el número de manuscritos presentados a dictamen son en su mayoría textos escritos por hombres; pero también puedo decirte que en porcentaje de manuscritos aceptados para su publicación es mayor en los escritos por mujeres que por hombres. Al final estadística. Pero si lo que me estás preguntando es qué opino por la tensión que ocasiona el tema de género, te daré esta respuesta:

Lo que tu quieres saber es cómo interpreto la lectura social de los autores, pues veamos: la lectura está signada por el prejuicio, si tienes una sociedad altamente prejuiciosa que decide otorgarle un valor distinto a un texto escrito por una mujer al texto escrito por un hombre, ya sabemos qué pasa, se privilegiará al texto por su autor, no por sus cualidades literarias…

FS: Mónica, todo puesto en este tipo de trabajos sabemos que es temporal. ¿De qué te sentirías orgullosa el día que entregues la batuta? ¿Autores, obras o descubrimientos que se hayan hecho mientras estuviste en TA?

MN: De haber editado a una generación, de dialogar con dicha generación y de entenderla. Cada libro comentado, cada autor que es fichado en otra editorial,  cada reconocimiento que recibe un libro editado en TA, lo vivo como un éxito personal.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: