#SummerReading: Blog Indieo recomienda

Los mejores viajes que hacemos en el verano son las que hacemos a la ficción. Por eso, el equipo de Blog Indieo les recomienda algunas lecturas para sobrevivir al calor y a la realidad. Esperamos les guste y consigan los libros.


Fernanda Melchor:

Publicada en 1945, Focus de Arthur Miller (también traducida al español como Foco o En la mira) cuenta la historia de Lawrence Newman, un timorato gerente de recursos humanos que ve su vida trastocada cuando, tras la compra de un nuevo par de lentes, la gente empieza a confundirlo con un judío: sus jefes intentan enclaustrarlo en una oficina alejada del público y Newman renuncia; sus vecinos se tornan hostiles, la gente lo agrede en público. Si antes de su “transformación” Newman preferiría mantenerse al margen de la persecución antisemita que caracteriza al Nueva York de la guerra, ahora, convertido en uno de ellos, deberá luchar para recobrar la tranquilidad de su vida. Elegí recomendar esta novela no sólo por la humanidad de su trama, sino también por sus virtudes formales: se trata de una obra perfecta, redonda y límpida, que avanza a ritmo acuciante sin necesidad de apelar a recursos estrambóticos.

Axel Muñoz:

Me emociona mucho lo que están haciendo mis contemporáneos. Recomendaría leer Papeles falsos y Los ingrávidos de Valeria Luiselli, también Fiat Lux de Paula Abramo. Prosa, ficción y poesía de la más alta calidad; lo que yo diga sobra, solas se defienden.

Brenda Navarro:

Hablar solos de Andrés Neuman. ¿Por qué? El tema del dolor ante la finitud de los que queremos es algo que me remueve el inconsciente de una manera inexplicable, y de ello habla Neuman en este libro. Hablar de lo que generalmente no se habla para crear y recrear a los que se van debería de ser una necesidad prioritaria en la literatura.  Además, encontrar un libro tan agridulce y con una voz narrativa femenina que sea verosímil siempre lo agradezco. Vaya, que este libro se lee en una sentada, pero te deja pensando por varios días. De cabecera.

David Miklos:

¿Qué leer este verano? The Childhood of Jesus (2013), de J.M. Coetzee. Me leí el libro entre Montreal y el DF, con escala en Dallas. Un gran libro, otro Coetzee, uno que ha dejado atrás a Elizabeth Costello y sus desplantes de narrativa-teoría. Distópico, este libro de Coetzee es una especie de primo iluminado de The Road de Cormac McCarthy: hay un mundo nuevo, después de no sabemos qué apocalipsis, y hay que habitarlo de nuevo, sobrevivir, ser un inmigrante perenne. Además, es un gran ejercicio de imaginación: ¿cómo fue Jesus de niño, mañana? Respuesta que sólo Coetzee puede darnos.

Daniel Espartaco Sánchez:

Para este verano yo recomendaría una joya de la literatura mexicana que de manera injusta nunca ha tenido suficiente promoción, me parece. Se ha convertido en una especie de libro de culto. Me refiero a El imperio perdido de José María Pérez Gay, quien falleció hace dos meses, desgraciadamente. Está editado por Cal y arena.  Sin temor a caer en el clisé, puedo decir que es un libro que cambió mi vida y mi rumbo como escritor. Se trata de un compendio de ensayos escritos de manera tan sencilla y apasionada que se pueden leer como una novela. El protagonista es la literatura austriaca y sus autores, entre ellos Musil, Roth, Broch, Kraus y Canetti. Es un libro que me abrió todo un mundo. Yo diría que es El Danubio mexicano, con la salvedad de que es mucho más divertido que el de Claudio Magris, el cual me parece sumamente tedioso. Ni siquiera lo tengo en mis manos, porque las dos veces que lo he comprado terminé por regalarlo. Es un libro que todo joven que pretenda escribir debe de leer. Como un par de opciones más agregaría Jardín, ceniza  y Laúd y cicatrices de Danilo Kiš, los libros más hermosos que he leído este año.

Francisco Serratos:

Para este verano no se me ocurre nada mejor que Possession (1990), de la escritora británica A. S. Byatt (la llamo novela, pero en realidad es lo que se conoce como “romance” en inglés, que es un género casi inexistente en la tradición en español; la diferencia entre novela y romance, como se concibe en inglés, estriba en la dosis de realidad que el autor inyecta en la historia, es decir, el romance no está gobernado por la fidelidad realista y puede incluir algunos elementos mágicos medievales o de leyendas). Possession sucede en la Inglaterra moderna y victoriana más clásica: lluvia, frío y un misterio por resolver. En este caso, dos académicos, Maud y Roland, intentan recuperar las cartas de dos poetas (que Byatt inventó) de la era victoriana, llamados Randolph Henry Ash y Christabel Lamotte, las cuales revelarán un secreto que revolucionará la academia, pero al mismo tiempo ayudarán a Maud y a Roland a encontrar su destino (en el romance este tipo de palabras son válidas). La capacidad de Byatt para reproducir y entrelazar discursos, voces y tonos de distintas épocas en cartas, diarios, artículos académicos y conversaciones es impresionante, una labor digna de una narradora en pleno ejercicio de su magisterio. La recomiendo en inglés, aunque existe una traducción en español publicada por Anagrama, lo cual tiene sus riesgos. Asimismo, hay une película que no he visto basada en Possession; pueden ver el trailer aquí.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: