La tercera Época de Oro de la TV

Muchos no lo dudamos: la televisión ha evolucionado más que Hollywood en sus temas y formas. No es que se haya separado totalmente de los intereses de la gran industria del espectáculo, es que se ha sacudido de las fórmulas a la que nos tienen acostumbrados los blockbusters veraniegos y los sitcoms de la risa fácil y predecible. Con personajes y tramas oscuras, series como Breaking Bad, Game of Thrones, The Walking Dead, Mad Men y la ya clásica The Sopranos se han apoderado del gusto masivo debido al excelente manejo de la intriga en sus guiones. De esto trata precisamente el libro Difficult MenBehind the Scenes of a Creative Revolution from The Sopranos and The Wire to Mad Men and Breaking Bad (2013) de Brett Martin, en donde sostiene que la televisión vive una tercera época de oro, pero no se refiere a la televisión abierta, sino a la de paga: al no responder a controles de los anunciantes, los guionistas ganan más libertad para usar un lenguaje menos restrictivo y describir escenas con violencia.

Personajes como Tony Soprano, dice Martin en entrevista para NPR, introdujeron un nuevo tipo de héroe (o anti-héroe), el cual genera cierta complicidad y ternura en el espectador a pesar de ser un monstruo. Si seguimos esta idea, en realidad existe un patrón en la series más interesantes del momento: hombres que se definen por su capacidad para hacer el mal y que no espantan la moral del televidente, al contrario, le producen simpatía debido a que entienden el contexto social y ético del personaje. Walter White y casi todos los de las saga Games of Thrones entran en esta categoría. Aquí una traducción de la entrevista con Bett Martin, pero pueden escucharla completa aquí.

Sobre Tony Soprano:

Mi título, Difficult Men, en realidad se refiere a este nuevo tipo de héroe o anti-héroe que James Galdolfini creó con Tony Soprano, haciendo de él no solamente una especie de monstruo de varias maneras, sino que logró que nos encariñáramos y hasta nos preocupáramos por él a pesar de su monstruosidad. Esto generó un modelo a seguir en los últimos diez años en la televisión, hasta ahora precisamente… así que comenzamos a ver este modelo en todas partes, ya sea en la forma de un adúltero narcisista en Mad Men o de un asesino serial en Dexter…

Al hablar sobre el creador de The Sopranos:

De muchas maneras, el meollo de este libro trata sobre si David Chase, el creador de The Sopranos,ha sido capaz de entender la magnitud del cambio que logró en la historia de la televisión. Chase creció admirando el cine, admirando a los directores de la Nueva Ola francesa, a Scorsese y las películas de los años 70, y él creía que la televisión era para vendidos, para carreras en descenso, y algo a lo que él había cedido fatalmente. Incluso siguió creyendo esto firmemente a pesar de haber creado unas de las piezas de arte de la primera década del siglo.

Sobre Deadwood y la actitud del público estadounidense para ver programas violentos:

Es difícil creer cómo tan rápido pasamos de Tony Soprano a Al Swearengen, quien es uno de los más reaccionarios, cretinos y más monstruosos personajes que hemos visto salir del lodo. Es de saber popular que los norteamericanos pueden soportar o aceptar personajes complejos en el cine, pero por una cuestión de magia, cuando vuelven a sus casas, no quieren ver a esos hombres en la sala porque es un espacio íntimo; bueno, esto resultó ser totalmente falso, porque invitamos a Al y a Tony Soprano todos los días a nuestra casa.

Sobre cómo otras cadenas de televisión siguen el ejemplo de HBO:

En Breaking Bad el propósito es seguir, en cada paso del proceso, la degradación de Walter White hacia el abismo, convirtiéndose en alguien cada vez peor, dando por supuesta la justificación de que la audiencia continuará simpatizando con él. Y, después, por implicación, preguntarle a la audiencia: “¿por qué siente simpatía por él?” Lo que implica es que nosotros podemos ser él y, dadas las circunstancias, podemos convertirnos en un peligroso narcotraficante de metanfetaminas”.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: