“Te vas a morir sin haberte leído todos los libros que te tendrías que leer”: Rodrigo Fresán

Rodrigo Fresán, el argentino que le da alegría pensar que en la actualidad todos vivimos en la cabeza de Andy Warhol, el escritor que deja que se noten sus influencias televisivas y cinematográficas en su historias. Ese Fresán que ha colaborado con Andrés Calamaro en álbumes como La lengua popular y Calamaro on the rock; sí, el autor que parece muy dispuesto a ser parte del mundo actual, sorprende con su postura respecto a la influencia del Internet en la escritura al decir que prefiere lo clásico, lo tradicional, pues no debemos olvidar que un libro impreso da la oportunidad de llegar a las citas y notas bibliográficas igual que como lo hace un link en Internet. Nada nuevo ofrecen las nuevas tecnologías para su gusto.

“Y mira, no es una reticencia, me parece que el mismo grado de libido que yo tengo con un libro en papel con una portada diseñada de manera espectacular, pues me parece perfecto que alguien lo tenga con un artefacto de Apple, pero creo que la gente que canta loas al e-book se ocupa más del envase que del contenido.”

Para Fresán, leer en una pantalla limita, pues mientras que el libro es una puerta, la pantalla sólo es una ventana, así de simple.

Si la pantalla es la ventana y el libro la puerta, ¿el escritor qué sería?

“El escritor es el que te abre la puerta para ir a jugar, como dice la canción. Un escritor es un intermediario, no hay que darle tanta importancia, hay que dársela a la obra y a los efectos que produce en una determinada persona. En ese sentido yo siempre digo que la mayoría de los escritores cuando se juntan pueden dar una conversación que sólo les interesa a ellos, pero nada más. Yo soy un gran defensor de que los escritores tienen que ser mucho menos interesantes que la obra. No me parece que el escritor tenga que andar por ahí haciendo de ‘escritor’, pues el acto de la escritura, para verlo, es bastante aburrido. ¿Qué ves? Pues ves a una persona sentada moviendo una mano y de vez en cuando golpeando el escritorio con frustración y no hay mucho más que eso. En ese sentido a mí cada vez me gusta menos ser escritor y cada vez me gusta más escribir.”

¿Crees que periodismo y literatura van por los mismos caminos y resultados con las nuevas tecnologías?

“Yo soy periodista por necesidad. Cuando yo era niño nunca dije ‘yo quiero ser periodista’, yo siempre dije que iba a ser escritor y una manera más o menos de poder ser escritor y de ganarte más o menos la vida es con el periodismo. En ese sentido, yo tuve suerte, pues en los medios que trabajé siempre respetaron mucho mis idiosincrasias y tuvieron perfectamente claro que yo no era un periodista investigativo que saldría a las trincheras a investigar. La tecnología como herramienta es muy útil, de todas maneras. Mira, por casualidad o por designio, la habitación de mi casa donde yo trabajo no llega el Internet, tengo en el resto de la casa, pero ahí no llega el Wi-Fi y para mí está bien, porque me obliga a seguir consultando diccionarios y enciclopedias. Me parece que es un habito que no hay que perder.”

“Ya con 50 años llega un momento de la vida que toca la re-lectura, y entonces vuelves a leer libros que leíste durante tu adolescencia, a veces para maravillarte y a veces para aterrorizarte”

¿Has acercado a tu hijo a la literatura con libros lejos de la pantalla?

“Siempre tiene que ser con mucho cuidado y sin ser un pesado, pues me parecería muy triste que no le gustaran los libros o que se los perdiera, pero creo que su acercamiento ocurre simplemente porque vives en una casa y ves a tu padre con libros en la mano. Mi hijo ahora está en una época en la que le gusta hacer libros, tiene 6 años y le gusta hacer libros.”

¿Ves alguna semejanza en tu niñez y la de tu hijo?

“Todo mundo dice que la vocación literaria nace de un trauma y mi infancia fue mucho más complicada hasta ahora que la que tiene mi hijo, quien tiene una infancia muy agradable. Entonces tal vez yo tenía una necesidad de tomar un libro para esconder un poco la cabeza, o buscar refugios de historias en otros mundos porque la vida matrimonial de mis padres era bastante complicada y la de nosotros es completamente inocurrente y aburrida en el mejor sentido gozoso y más feliz de la palabra; y por aburrida quiero decir que es gratificante.”

“Yo soy un gran defensor de que los escritores tienen que ser mucho menos interesantes que la obra”

¿Cómo ves la literatura infantil?

“La literatura infantil es un tema muy adulto, tiene mi máximo y absoluto respeto. Hay que ser un verdadero artista para ser un buen escritor infantil. Varias veces me dicen que por qué no escribo literatura infantil y bueno, no es sencillo, hijo, qué digo, es mucho más difícil, hay que saber hacerlo como corresponde. Y en este sentido volvemos al tema de los clásicos, por ejemplo La isla del tesoroPeter Pan son a mi gusto literatura infantil. O por ejemplo Cumbres Borrascosas me parece un libro juvenil para chicas lectoras de Crepúsculo. De hecho, me haría mucho más feliz si se acercaran a leer esta novela, o incluso Drácula, pero bueno, no lo hacen.”

¿Qué estás leyendo ahora?

“Leo muchas cosas, tengo lecturas bastante compartimentadas. Por mi trabajo leo muchos libros de literatura policial, leo muchos manuscritos en lengua inglesa por cuestiones laborales y, por otro lado, los muchos libros que se aparecen. Ya con 50 años llega un momento de la vida que toca la re-lectura, y entonces vuelves a leer libros que leíste durante tu adolescencia, a veces para maravillarte y a veces para aterrorizarte. Por ejemplo, yo intenté leer a Herman Hesse, que fue uno de mis autores en la adolescencia, y casi me desmayo, no podía creer lo que estaba leyendo. Pero también es cierto que hay escritores que hay para momentos determinados de tu vida. Por ejemplo Proust no se acaba nunca, Henry James, Bioy Casares y, bueno, los clásicos que por eso son clásicos. De los que están vivos ahora me gusta mucho John Banville, autor irlandés. Y la re-lectura es también una forma de disimular el horror y la profunda tristeza de que te vas a morir sin haberte leído todos los libros que te tendrías que leer, incluso para ser un mejor escritor, y hay libros que no sabes ni de quien son ni cómo se llaman y están ahí.”

¿Y literatura hispanoamericana?

“¿Escritores vivos o muertos? Porque me gusta Bioy Casares, Roberto Bolaño, me gusta muchísimo Juan Carlos Onetti, que me parece que es uno de los autores que fue barrido un poco al costado de lo que fue la literatura del boom. Me gustan muchos libros puntuales, me gusta mucho Crónica de una muerte anunciada, podría leerlo todas las veces del universo. Y bueno, tengo la suerte de tener muchos amigos escritores, lo cual es muy agradable porque puedo leerlos sin tener que mentirles, por ejemplo Juan Ignacio Boido es formidable…”

 ¿Y escritoras?

Guadalupe Nettel me parece gran escritora. Formidable. Belén Gopegui en España me gusta muchísimo. Mariana Enríquez de Argentina. El problema es que seguro se me olvidan nombres y dentro de dos minutos se me va a ocurrir alguien más; pero las escritoras por definición son grandes narradoras por el simple hecho de ser madres. A mí me parece que el gran acto creativo lo llevan a cabo las mujeres.”

¿Cuál es tu posición respecto a este movimiento en auge que existe especialmente en España respecto al lenguaje no sexista en periodismo y literatura?

“Ninguna. No me interesa en absoluto, no tengo posición porque no llego ni a pensar en ese tipo de cosas, la verdad. No sé qué es sexista, me parece más sexista 50 sombras de Grey, por ejemplo. Gente machista  y feminista va a haber siempre. Me parece que si te metes a literatura es para jugar a todo y con todo. Quiero decir, si te encuentras a un cretino que escribe mal sobre las mujeres, sólo será eso, un cretino, y me parece que es darle más importancia, darle más caché o pedigree de lo que se merecería. No conozco la polémica de todos modos.”

¿Como va el proyecto de tu próximo libro La parte inventada?

“Ahí va, se supone que tiene que salir en septiembre. El libro iba a salir a principios de año, lo que hubiera sido la cosa perfecta para venir a la Feria Internacional de Guadalajara, que hace muchos años que no vengo. Tiene que salir y me gustaría venir a presentarla a México, sin duda me encantaría.”

Anuncios

2 Responses to ““Te vas a morir sin haberte leído todos los libros que te tendrías que leer”: Rodrigo Fresán”

  1. Luis Andrés Miranda Mendoza

    ¡Qué excelente entrevista! Me encanta tanto las respuestas, aunque algunas son buen zafadas… Buena suerte.

    Responder

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: